Movelco acaba de lanzar al mercado un simulador de averías, creado específicamente por Little Electric Car, para la formación en vehículo eléctrico.

Este simulador está realizado sobre una maqueta a tamaño real de un coche eléctrico, que ha sido preparado para convertirlo en un revolucionario instrumento formativo, en el que se pueden reproducir las averías propias de este tipo de vehículos.

La maqueta se ha creado sobre un Smart Fortwo, de cuyo pack de baterías se han extraído las celdas para evitar riesgos derivados de la manipulación de éstas, pero que, al mismo tiempo, simula el funcionamiento real del coche, permitiendo detectar diferentes fallos, al conectarlo a un equipo de diagnosis.

El objetivo es que el alumno, pueda diagnosticar el fallo, y, a partir del código que identifique la máquina de diagnosis, localizar la avería y aprender a repararla, bien siguiendo los pasos que le indica dicha máquina, bien mediante la documentación técnica del vehículo y los diagramas eléctricos del mismo.

Para lograrlo, esta maqueta dispone de un equipo simulador de averías de diferentes sistemas del vehículo: pack de baterías, conjunto motor, sistema de recarga, aire acondicionado, cuadro de instrumentos, sistema de frenos y circuito general de alta tensión.

Esto es posible porque, si bien como se ha dicho las celdas del pack de baterías han sido extraídas, el simulador se conecta a la corriente eléctrica, y, a partir de una serie de interruptores y la sofisticada ingeniería de Little Electric Car, se pueden activar toda una serie de fallos en el “coche”.

De esta forma, por un lado, los alumnos podrán experimentar las averías reales de los coches eléctricos y, por otro, están exentos de correr riesgos derivados de la manipulación de componentes de alto voltaje. No obstante, y para mayor seguridad, la maqueta cuenta con una seta que, al activarla, corta totalmente la corriente, tanto continua como alterna.

Este revolucionario kit se comercializa exclusivamente con fines educativos, por lo que está destinado a centros de formación relacionados con la mecánica, automoción y movilidad eléctrica, tanto Institutos de Formación Profesional como otras entidades.

El valor añadido que aporta este Smart modificado es, precisamente, el simulador. Hasta la fecha, en los centros educativos se podían estudiar los diferentes componentes de un coche eléctrico, pero no se podía experimentar su funcionamiento. Gracias al nuevo kit fabricado por Little Electric Cars y comercializado por Movelco, ahora todo esto es posible. Pero, por supuesto, también se mantienen las funciones primarias de analizar las distintas unidades y mecanismos de un vehículo eléctrico. En definitiva, para los alumnos será como reparar un coche real, pero sin riesgos.

Por todas estas características, ya son varios los centros que se han interesado y adquirido esta maqueta. El último de ellos, el IES Maestre de Calatrava, de Ciudad Real, el pasado mes de febrero.

Movelco aprovechará también la próxima feria de Motortec para presentar también allí el innovador kit formativo, y expondrá la maqueta en el stand del Grupo Recalvi.

Si eres responsable de un centro formativo, sea de FP o para profesionales de talleres, y quieres adquirir nuestra maqueta, puedes contactar con Movelco aquí.