Movelco ofrece su colaboración a los Ayuntamientos catalanes para instalar electrolineras

Ante la nueva convocatoria de ayudas realizada por el Instituto Catalán de Energía (ICAEN) de la Generalitat para la implantación de electrolineras por parte de las entidades locales, Movelco ofrece a los Ayuntamientos catalanes su colaboración para que puedan desarrollar estos proyectos.

La Generalitat de Catalunya acaba de hacer públicas las bases reguladoras para la concesión de ayudas para la instalación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, que se enmarca en el Plan de Acción para el despliegue de infraestructuras de recarga para los vehículos eléctricos de Cataluña (PIRVEC 2017-2019), y a la que destina, este año, un millón de euros.

El montante principal de las ayudas (un total de 864.750 euros) irá destinado a Ayuntamientos y otros entes locales, aunque se reserva una partida de 90.000 euros para una prueba piloto de tres electrolineras rápidas en gasolineras situadas en puntos estratégicos, y gestionadas por empresas privadas.

Por esta razón, desde Movelco ofrecemos nuestra colaboración a entes locales y empresas privadas que quieran beneficiarse de estas ayudas, como proveedores de puntos de recarga eléctrica. Concretamente, nuestra oferta (que se puede consultar aquí) se ajusta tanto a los requisitos para la recarga rápida (50 kW) como semirrápida (20 kW).

La intención de la Generalitat es alcanzar, a lo largo de 2017, hasta 110 estaciones de carga rápida, de los cuales 33 tendrán la potencia máxima que admiten los vehículos eléctricos actuales (50 kW), y formarán parte de la XarxaRàpidaCat (que actualmente dispone de 11 puntos de recarga instalados en 2016).

Un aspecto fundamental será la ubicación de dichas electrolineras, por lo que, para las rápidas, se prve-qpcriorizarán aquellos emplazamientos situados en nodos de comunicación con proximidad a dos o más infraestructuras viarias. Y, para las semirrápidas, su ubicación en núcleos densamente poblados. Esto responde a que el objetivo es desplegar una red de infraestructuras que se fundamente en la recarga vinculada, de modo que garantice el suministro a los vehículos eléctricos que circulen por Cataluña en distancias no superiores a los cien kilómetros.

Dependiendo del tipo de estación, se establecen diferentes requisitos.
Así, para las electrolineras rápidas (50 kW), se concederán ayudas a estaciones de acceso público que permitan cargar más de 120 kms de autonomía en menos de media hora. Según recuerdan desde la Generalitat, esta es la tecnología de máxima capacidad que a fecha de hoy admiten los vehículos eléctricos que se comercializan a España y a la UE (a excepción de la marca Tesla que pueden cargar a 120 kW).

El equipamiento tendrá que ser compatible con cualquier vehículo eléctrico estándar, tendrá que ser accesible para cualquier usuario de vehículo eléctrico.

En cuanto a las  electrolineras semirrápidas (20 kW), pueden acogerse a las ayudas a estaciones de acceso público de como mínimo 20 kW de potencia, que permitan obtener una autonomía de 100 kilómetros en 2 horas. El equipamiento tendrá que ser compatible con cualquier vehículo eléctrico estándar, e igualmente accesible para cualquier usuario de vehículo eléctrico.

Por último, se establecen ayudas a electrolineras vinculadas (en torno a los 3 KW), es decir, a particulares que adquieran un vehículo eléctrico que les permita disponer de 100 kilómetros de autonomía cargando a lo largo de 6 horas y sin necesidad de incrementar la potencia contratada. En este caso, se priorizarán las instalaciones ubicadas en viviendas plurifamiliares o aparcamientos comunitarios.

Por último, el ICAEN destinará 90.000 euros adicionales para una prueba piloto de implantación de 3 estaciones de infraestructura rápida de 50 kW en colaboración con el sector privado que, se tendrán que ubicar en estaciones de servicio muy estratégicas y de acceso fácil desde la red vial.

Desde Movelco, aplaudimos este tipo de iniciativas, que ayudan a que la implantación del vehículo eléctrico se incremente, ya que para muchos usuarios, la escasez de puntos de recarga continúa siendo uno de los handicaps de este transporte cuando, en todo lo demás, es muy ventajoso al vehículo tradicional, por el ahorro que supone tanto en gasto de «combustible» como en mantenimiento, además de los beneficios que supone para el medio ambiente.



Deja un comentario

Introduce tus datos y uno de nuestros profesionales te contactará en breve.