¿Qué ventajas tiene el coche eléctrico?

Ventajas coche electrico

El coche eléctrico tiene numerosas ventajas económicas, ambientales, y de conducción. Apenas tiene gastos de mantenimiento, su consumo supone poco más de un euro cada 100 kilómetros, tiene beneficios fiscales, aparcarás prácticamente donde quieras, no tendrás límites a la hora de circular por ciudades con restricciones por contaminación, es mucho más cómodo y fácil de conducir, y, además, contribuirás a cuidar el medio ambiente con cero emisiones.

Ahorro, cero emisiones y confort

Son tantas las ventajas de conducir un coche eléctrico que, después de leer todo esto, estamos seguros de que te seducirá la idea de comprarte uno.

Los beneficios son de diferente índole. Aquí hemos optado por dividiros en tres bloques: económicos, éticos y de comodidad.

Ventajas económicas

Si bien es cierto que muchas personas encuentran un obstáculo en el precio del coche eléctrico,  está demostrado que, con el ahorro que te supondrá posteriormente respecto a un vehículo de combustión, habrás más que amortizado esa diferencia.

Para que te hagas una idea, si comparamos dos coches similares, uno eléctrico y otro de combustión,  como el Renault ZOE y el Renault Clio, en poco más de cuatro años, calculado para una persona que conduzca 25.000 km anuales, habrás amortizado la diferencia. Y eso, sin contar con las ayudas que existen a la compra (Plan Movea, Plan Movalt, etc.), en cuyo caso prácticamente el precio se iguala.  Porque, además, los coches eléctricos ya no son tan caros, y cada vez su precio se acerca más al de los vehículos de combustión.

 Dentro de las ventajas económicas hay que destacar también las fiscales. No pagarás Impuesto de Matriculación y tendrás hasta un 75% de bonificación en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (el conocido como “rodaje”, que cobran los Ayuntamientos), dependiendo de la ciudad.

Otra ventaja económica ya citada es la que se refiere al consumo. Tu vehículo eléctrico “consumirá” poco más de un euro de energía, frente a los 5 ó 6 euros de diesel o gasolina de un coche convencional.

En cuanto al mantenimiento, podrás olvidarte de ir al taller a cambiar aceite, correas o embrague, entre otros… En pocas palabras, un coche eléctrico tiene aproximadamente un 90% menos de componentes que uno de combustión. Los frenos y los neumáticos serán, prácticamente, los únicos elementos que tendrás que cambiar con la misma frecuencia que hasta ahora. Por lo demás, sólo tendrás que revisar la batería… ¡a los 170.000 kms por primera vez!

Ni que decir tiene que, precisamente por esa simplificación en sus componentes, los coches eléctricos se averían mucho menos.

Por último, en muchas ciudades te ahorrarás el pago de la ORA, al estar exentos los vehículos de este tipo.

Ventajas éticas

Los coches eléctricos tienen cero emisiones, con lo cual, a la hora de conducir, serás consciente de que estás respetando el planeta.

De cara a las empresas, una flota de vehículos eléctricos refuerza su imagen de Responsabilidad Social Corporativa, al plasmar, de este modo, su compromiso con el medio ambiente.

Además de la contaminación del aire nos referimos también a la acústica, pues no emiten sonido, contribuyendo, de esta forma, a reducir el ruído ambiental que tan insoportable resulta a veces en las ciudades.

Ventajas de comodidad

 El coche eléctrico presenta también ventajas que te harán la conducción más confortable.

Para empezar,  desde el punto de vista técnico, el carecer de embrague y marchas facilita mucho la conducción, incluso más que un cambio de marchas automático, puesto que no notarás “tirones” ni movimientos bruscos. La aceleración es progresiva.

Incluso algunas marcas están introduciendo en sus coches eléctricos un solo pedal para todo: acelerar, al pisar, frenar al soltarlo.

El motor del coche eléctrico, por otra parte, está considerado como más eficiente que el del vehículo de combustión, lo cual también percibirás a la hora de ponerte al volante.

También conducirás con la seguridad de que no tendrás zonas prohibidas para tu coche por motivos de contaminación. Cada vez más ciudades irán implantando medidas como las ya vigentes en Madrid y Barcelona para restringir el tráfico a causa de los niveles de polución. Sin embargo, con tu coche eléctrico, podrás circular libremente por esas zonas. Igualmente, en las ciudades que cuentan con carril bus o VAO, podrás usarlo con tu coche eléctrico.

Siguiendo con las ciudades, te encontrarás muchos menos problemas a la hora de aparcar, ya que cada vez existen más plazas específicas para coches eléctricos, plazas que, normalmente, están dotadas de cargadores.

 

Introduce tus datos y uno de nuestros profesionales te contactará en breve.