¿Por qué comprar una moto eléctrica?

Si estás pensando en comprar una moto, deberías valorar la posibilidad de que fuera eléctrica, ya que las ventajas que presenta respecto a una de gasolina son numerosas, y van desde el ahorro hasta la comodidad.

Una moto eléctrica consume mucho menos, apenas requiere mantenimiento, paga menos impuestos, se recarga en cualquier lado, y, ahora, con Movelco y el Plan Moves II, te saldrá 750€ más barata.

Te explicamos todas las razones por las que una moto eléctrica es mejor que una de gasolina.

Menos consumo

Que la electricidad es más barata que la gasolina es un hecho. Pero, además, el consumo de energía de las motos eléctricas es muy bajo. Si tomamos como ejemplo un scooter, podríamos calcular que gasta menos de un euro cada 100 km. Para la misma moto, en gasolina, el consumo estaría en unos 4€ por los mismos kilómetros.

Menos mantenimiento

Las motos eléctricas no tienen motor de combustión y, por tanto, carecen también de todos los componentes ligados a éste, como las bujías, el embrague e incluso el aceite. Al no tener gasolina, no hay riesgo de que ésta se degrade.

El mantenimiento de una moto eléctrica queda prácticamente reducido al estado de los frenos, las ruedas y la suspensión.

Menos impuestos

En muchas ciudades, las motos eléctricas tienen bonificaciones en el impuesto de circulación que, en algún caso, cubren el 100%, de modo que no lo pagan.

Igualmente, muchas motos eléctricas no pagan impuesto de matriculación.

Si eres empresa, autónomo o conduces una moto eléctrica cedida por la firma para la que trabajas, también podrás desgravarla en tu declaración de IRPF.

Menos restricciones

A la hora de circular con una moto eléctrica por la ciudad, no te afectarán las restricciones de tráfico presentes en muchos cascos urbanos debido a la contaminación. De esta forma, podrás acceder tranquilamente a Madrid Central o la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona, por ejemplo.

Más comodidad

Con tu moto eléctrica, no tendrás necesidad de buscar una gasolinera para repostar, ni un punto de recarga. Esto es así porque todas las motos eléctricas pueden recargar su batería en un enchufe convencional, como los que tienes en casa.

Además, en el mercado existen muchos modelos con baterías extraíbles, de manera que puedes llevarla contigo a la oficina, por ejemplo, y recargarla allí mientras trabajas.

Más fáciles de conducir

Las motos eléctricas son mucho más fáciles de conducir que las de gasolina. No tienen embrague y no necesitan calentamiento previo. Conducirlas consiste en acelerar y frenar. Nada más.

Incluso, si no tienes carnet de moto, hay muchísimas motos eléctricas que se pueden conducir con el carnet de coche, e incluso hay modelos que no requieren tener ningún permiso de conducción.

Más sencillas de aparcar

En la mayoría de los ayuntamientos que tienen zonas de aparcamiento regulado (tipo ORA), las motos eléctricas, al tener etiqueta ambiental Cero de la DGT, no tienen que pagar, o tienen una tarifa súper reducida.

Dado que puedes meterte en el centro de cualquier ciudad, podrás aparcar donde quieras: junto a la puerta de la oficina, incluso.

Más seguras frente a la COVID-19

En estos tiempos de pandemia, una de las grandes ventajas de las motos en general y, por tanto, también de las eléctricas, es que es un medio de transporte individual. De esta forma, no tendrás que preocuparte de posibles contagios en el transporte público o compartiendo tu vehículo con otras personas no convivientes.

Cero contaminación

La moto eléctrica no contamina en absoluto. No tiene emisiones. Tampoco genera ruido o contaminación acústica. Cada vez que conduzcas una moto eléctrica, en lugar de una de gasolina, estarás contribuyendo a cuidar nuestro planeta.

Otras ventajas para las empresas

Si tienes una empresa con flota de motos, como servicios de delivery, las eléctricas son tu mejor opción.

Además de todas las ventajas citadas, podrás disponer de una flota siempre en movimiento, si, por ejemplo, tienes en tus instalaciones baterías de repuesto, siempre cargadas, de modo que ninguna moto tenga que estar parada mientras se recarga.

Otra gran ventaja es que casi todas las motos eléctricas son “inteligentes” y están conectadas a los smartphones, lo que hace súper sencillo implantar un sistema de gestión y monotorización de las mismas, de modo que sepas, en todo momento, dónde se encuentra cada una de tus motos, quién la conduce, hacia dónde va… En tiempo real.

Y ahora… más baratas

Si después de leer todas estas ventajas todavía no te has convencido, esta última es una razón definitiva: ahora, con el Plan Moves II, tu moto eléctrica te costará 750€ menos.

Desde Movelco, te gestionamos las ayudas, seas empresa o particular. Pero, además, analizaremos tu perfil y tus necesidades, y podemos asesorarte sobre la moto eléctrica que mejor se ajuste a tus circunstancias.

Tenemos acuerdos comerciales con la gran mayoría de fabricantes de motos eléctricas del mercado, lo que nos permite ofrecerte el más amplio abanico de modelos: para ciudad, para carretera, de delivery,…

Echa una vistazo a nuestra tienda aquí



Deja una respuesta

0

¿Permítenos ayudarte?

Elige y planifica la forma de contacto:

Video-Conferencia

Teléfono o Correo Electrónico

 

Introduce tus datos y uno de nuestros profesionales te contactará en breve.