Esperando el Plan VEA

Las nuevas ayudas a la compra de vehículos eléctricos y alternativos, que toman el relevo del Movea y el Movalt, podrían llegar en julio

Las nuevas ayudas a la compra de coches eléctricos, que este año se enmarcarán en el llamado Plan VEA, podrían aprobarse en sólo unos días, para entrar en vigor en julio, si se cumplen las previsiones.

El Plan VEA, en principio, se dividirá en dos: VEA-Vehículos y VEA-Infraestructuras, al igual que sucediera a finales de 2017 con el Movalt, que sucedió al Movea, aprobado hace un año.

Debido al cambio de Gobierno, las fechas previstas podrían retrasarse, si bien no hay nada que indique que el Plan VEA no vaya a seguir su curso normal, dado que las correspondientes partidas están recogida en los Presupuestos Generales del Estado y su tramitación administrativa ya está en marcha, tal y como había anunciado a finales de mayo ante el Senado la hasta hace poco secretaria general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, Begoña Cristeto.

En concreto, el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado recoge una partida, para este fin, de 16,6 millones de euros, algo más que los 14,26 del Plan Movea del verano pasado, pero inferiores a los 20 millones del Plan Movalt aprobado a finales de 2017.

No obstante, los PGE 2018 contemplan un total de 50 millones de euros destinados a apoyar la movilidad sostenible y eficiente, a través del IDAE. En esa partida estarían incluidas las subvenciones a la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos (Plan VEA-Infraestructuras), para el que todavía no han fecha prevista.

Si estás interesado en comprar un coche eléctrico, aprovechando las nuevas ayudas, puedes solicitarlo ya a Movelco, donde gestionaremos todo por ti, contactándonos aquí.

Desde Movelco, queremos aprovechar el cambio de Gobierno para solicitar, como hiciéramos ya con el anterior Ejecutivo, un plan de ayudas más eficiente, continuado en el tiempo, y que incentive realmente la compra, ya que entendemos que la fórmula del Movea y del Movalt (que ahora quiere repetirse con el VEA) no tiene éxito, al agotarse las subvenciones en apenas 24 horas. Se trataría, en definitiva, de importar planes de ayudas similares a los que se están aplicando ya desde hace unos años en muchos países vecinos, donde el crecimiento de las ventas de vehículos eléctricos está siendo muy superior al de España.

 

 



Deja un comentario

Introduce tus datos y uno de nuestros profesionales te contactará en breve.