Movelco trabaja en integrar el consumo del vehículo eléctrico en la factura doméstica

¿Te imaginas poder viajar con tu coche eléctrico sin preocuparte de qué compañía opera en cada comunidad autónoma? ¿Te imaginas poder controlar el consumo del vehículo eléctrico, simplemente incluyéndolo en tu factura de la luz? Ése es el objetivo final del proyecto Plug&Charge, en el que participa Movelco junto a las empresas Cobra y Ayesa.

A la hora de adquirir un vehículo eléctrico, una de las complicaciones que te vas a encontrar es la necesidad de firmar un contrato diferente al que tienes en tu casa, con la compañía encargada de gestionar los puntos de carga en la zona en la que residas. La empresa te dará una tarjeta con la que podrás utilizar las electrolineras y otros puntos de carga –como los urbanos–, con el problema de que, si cambias de comunidad, vas a encontrarte en que posiblemente sea otra compañía la que lo gestione, y tu tarjeta no te sirva.

Por esa razón, se puso en marcha el proyecto Plug&Charge, que está llevando a cabo un consorcio de empresas integrado por Movelco, Cobra (del grupo ACS) y Ayesa. El objetivo es facilitar la vida a los usuarios del vehículo eléctrico, utilizando las nuevas tecnologías para simplificarles la vida, de tal forma que estos coches puedan ser tratados «como un electrodoméstico más, que puedas cargar tu vehículo como si fuera una lavadora, sólo que fuera de casa». Esto implicará que el consumo del vehículo eléctrico se incluya en la factura de la luz, la tengas con la compañía que la tengas, tal y como explica, desde Movelco, Pablo Barreiro, responsable del proyecto.

 

Para lograrlo, Ayesa está trabajando en desarrollar un software que permita que tu vehículo eléctrico se «comunique» con el punto de recarga, de modo que éste indentifique tu coche, y ya incluya el consumo que hagas en tu próxima factura. «Te evitas intermediarios, gestiones, tarjetas… Y puedes viajar sin esa preocupación», añade Barreiro.

El papel de Movelco en esta proyecto es, justamente, adaptar los coches a las nuevas tecnologías, lo que está realizando en varios de los vehículos que comercializa, para poder comprobar el funcionamiento.

En cuanto a Cobra, su papel se centra en desarrollar la tecnología que optimice la gestión de carga de los vehículos eléctricos.

El proyecto, de ámbito nacional –y al que se están sumando algunas instituciones públicas, interesadas en tan importante iniciativa–, estará concluido en 2018, y está cofinanciado por el Ministerio de Economía y Competitividad, a través del CDTI, y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

«La simplificación de procesos va a suponer una auténtica revolución para el usuario doméstico de los vehículos eléctricos», concluye Barreiro.



Deja un comentario

Introduce tus datos y uno de nuestros profesionales te contactará en breve.