punto de recarga en garaje

¿Cómo puedo hacer para instalar un cargador en mi plaza si está en un garaje comunitario? Si te estás planteando pasar al coche eléctrico y vives en un piso, es muy posible que te hayas hecho esta pregunta. Lo cierto es que es muy normal tener dudas sobre cómo hacer para colocar un cargador sin romper la paz vecinal. Pero no te preocupes, en Movelco te presentamos la solución más sencilla: la preinstalación de puntos de recarga.

La preinstalación de puntos de recarga facilita que, en un futuro, los propietarios instalen su cargador sin que los cables desorganizados afecten a la seguridad y estética del garaje comunitario.

Esta solución no solo ofrece múltiples ventajas, sino que además está financiada en un alto porcentaje con fondos públicos. Actualmente, el Plan Moves III subvenciona el 70% del coste de las preinstalaciones comunitarias, reduciendo notablemente la inversión que deben hacer los propietarios.

En qué consiste la preinstalación de punto de recarga

Se trata del montaje de una canalización central que conecta el cuadro general de contadores con las diferentes plazas de aparcamiento que hay en el garaje comunitario. De esta forma, cuando un propietario decida instalar un punto de recarga en su plaza, el cableado empleará dicha canalización para llevar el suministro, asegurando que los cables se colocan en esa canalización y no quedan descolgados de forma desordenada a lo largo del garaje.

¿Qué ventajas ofrece la preinstalación en comunidades de vecinos?

La principal ventaja que ofrece está relacionada con la seguridad. Cuando varios propietarios deciden instalar cargadores, todos esos cables irán por la canalización. Si esta no existiera, dichos cables no seguirían un orden preestablecido y podrían darse casos de cables sueltos o cruzados. Esto implicaría un mayor riesgo de cortocircuitos e incendios. Riesgo que minimizamos gracias a la preinstalación.

El reciente cambio que se ha producido en la legislación convierte a las preinstalaciones en obligatorias para los garajes de edificios de nueva construcción con más de 20 plazas. Esta adaptación de la legislación española nos permite hacernos una idea del impacto positivo que tienen las preinstalaciones en la seguridad del garaje comunitario.

Y teniendo en cuenta la ausencia de cables cruzados y a la vista, podemos apreciar también una ventaja en la estética. Asimismo, con la preinstalación de puntos de recarga se evitarán posibles conflictos ya que no hay opción de que alguno de los cables se tiren en una zona propiedad de otro piso.

Tipos de preinstalación comunitaria

Las preinstalaciones más habituales son aquellas que solo incluyen la canalización pero no cableado. En esta modalidad, cada instalación de punto de recarga deberá incluir el cable que vaya desde el cajetín del cuadro general de contadores a la plaza individual del propietario en cuestión.

No obstante, existe otra modalidad que permite simplificar la instalación de cargador. Se trataría de contratar una preinstalación que incluya el cable desde el cuadro general. De esta forma, cada instalación de cargador solo deberá llevar el cable desde la salida que la canalización central ofrece en cada plaza hasta el cargador situado en la misma.

En Movelco, expertos en la transición a la movilidad eléctrica de empresas y particulares, nos encargamos de analizar el caso concreto de cada comunidad de vecinos para ofrecer la mejor solución. Además, nos ocupamos de la gestión del Plan Moves para que la comunidad no se tenga que preocupar de nada.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.