El fin del “impuesto al sol” facilitará la recarga de coches eléctricos con paneles fotovoltaicos

La supresión del llamado “impuesto al sol” mediante el Real Decreto Ley de medidas urgentes para la transición energética, convalidado ayer por el Parlamento, abre la puerta a multitud de posibilidades, no sólo para la vivienda, sino también para el coche eléctrico.

La nueva legislación establece, literalmente, que “la energía autoconsumida de origen renovable, cogeneración o residuos estará exenta de todo tipo de cargos y peajes”. Quedan así eliminados estos gravámenes que frenaban, hasta ahora, la instalación de placas solares en casas particulares o garajes.

La pregunta que surge es. ¿Se puede cargar un coche eléctrico con energía solar? La respuesta es sí. Y vamos a explicarte cuál es la mejor forma de hacerlo.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es el tipo de velocidad de carga de la batería de tu vehículo. Mediante paneles solares no vas a poder hacer una recarga ultrarrápida (como la de las electrolineras); entre otras cosas, eso no sería factible tampoco en una vivienda privada debido a la potencia eléctrica de tipo doméstico. Pero sí puedes hacer recargas “normales” de tu vehículo eléctrico.

¿Sólo con paneles solares? Poder, puedes. Pero lo recomendable es que cuentes con acumuladores locales de energía, debido a las fluctuaciones del consumo, sobre todo si recargas tu coche por la noche, en horas sin sol.

Otra pregunta que debes plantearte es si quieres que esas placas solares sean sólo para recargar tu coche, o prefieres integrarlas en la vivienda. Existen ambas posibilidades. Hay marquesinas de paneles solares, e incluso garajes, que recogen esa energía únicamente para la recarga de coches. Sin embargo, lo más aconsejable, en la mayoría de los casos, es que integres las placas solares en la red eléctrica de tu vivienda, de modo que rebajes el consumo de electricidad “normal” (la que compras a la distribuidora) al complementarlo con la que tus placas producen.

Con un sistema bien planificado, con acumuladores, incluso podrías llegar a reducir a mínimos tu vínculo con las compañías eléctricas, si produces energía suficiente, si bien el autoconsumo “total”, a día de hoy, aún es muy difícil. Muchos estudios estiman que, con las placas solares, puedes llegar a ahorrarte más de mil euros al año en electricidad.

En Movelco, como expertos en ofrecer soluciones globales de electromovilidad, estamos ya en disposición de facilitarte la instalación del punto de carga conectado a paneles solares, siempre que se adapte a tu vivienda y a tus necesidades.

¿Y si mi coche eléctrico genera también electricidad cuando no lo estoy usando?

Las tendencias futuras van por ahí. Tanto Nissan como Renault están realizando en los últimos años diversas pruebas piloto para que la batería de tu propio coche eléctrico funcione no sólo como “almacenamiento” de energía, sino como suministro. Se trata de la llamada tecnología V2G (vehicle to grid o, en español, vehículo a la red).

Los experimentos comenzaron en Dinamarca en 2015, de la mano de Nissan y la eléctrica Enel. Instalaron en la vivienda de un propietario de un Nissan Leaf un conversor, y la prueba demostró que éste se integraba perfectamente en la red, cargando el coche en horas valle y suministrando energía a la vivienda en horas punta.

También Mercedes Benz, a través de Mercedes Benz Energy, está apostando en Estados Unidos por los conversores para coches eléctricos. Por su parte, Mitsubishi tiene igualmente una versión del Outlander capaz de inyectar energía en la red, en este caso en Japón, y Honda ha instalado una estación de carga V2G en su propio centro de I+D de Offenbach (Alemania), con excelentes resultados.

Por su parte, y aunque se sale del ámbito de la vienda, Renault ha dado un paso más y ha querido transformar toda una isla, con su proyecto piloto “Fossil Free Island”. En colaboración con la Empresa de Electricidade de Madeira, y con el apoyo del Gobierno de este país, puso en marcha este experimento  en la pequeña isla de Porto Santo, que utiliza tanto coches eléctricos como batería “de segunda vida”, para suministrar energía limpia.

Un total de 20 voluntarios residentes en la isla, que conducen 14 Renault ZOE y 6 Kangoo ZE, participan en la iniciativa. Cada coche puede enchufarse a la red en un total de 40 puntos repartidos por la isla, puntos a los que proporcionan la energía centrales eólicas y solares, es decir, como reza su eslogan, 100% libre de fósiles. Los coches funcionan con un doble sistema: recarga inteligente o smartcharging, por un lado,y recarga reversible, por otro. Esto significa que, en los picos de consumo en la isla, interrumpen la carga e incluso suministran energía a la red, mientras que en las horas valle se cargan al máximo.

Sin duda, el futuro del coche eléctrico y del suministro de energía a nuestros hogares pasa por esa recarga bidireccional.

 



Deja un comentario

Introduce tus datos y uno de nuestros profesionales te contactará en breve.